La coartada fascista
  Imprimir Artículo Imprimir Artículo   Comparte este artículo Comparte este artículo    Comente este artículo

Existen visiones, lugares comunes, frases hechas, que a fuerza de ser repetidas hasta el cansancio, pretenden convertirse en verdad. Una de ellas, muy arraigada en ciertos sectores de la sociedad, es aquella vieja idea de que nos va mal porque somos un país inculto, sin formación suficiente, con muchos analfabetos y gente con limitaciones intelectuales.

En ese arsenal de justificaciones, ciertos elementos de la sociedad, creen encontrar la explicación del porque de tantas desventuras, de la secuencia de innumerables caudillos populistas y demagogos en el poder.

A poco de hurgar en esta construcción argumental se desvanece casi toda su estructura. Sus cimientos caen por su propio peso y el esqueleto queda sin sostén razonable.

Muchas sociedades incivilizadas han salido adelante a fuerza de su pujanza, de su actitud, de su coraje y determinación. Sin ir más lejos, esta república pudo construir una país vigoroso, potente, con visión de futuro y proyecto, en medio de indicadores de pobreza magistrales y un analfabetismo que superaba lo imaginable, en tiempos en que el sistema escolar era para unos pocos. No fue impedimento para soñar en grande y convertirnos en una de las primeras democracias del mundo, con sus flaquezas, con sus defectos, pero claramente marcando un camino del que nunca debimos apartarnos.

La contracara de esto fueron otras naciones mucho más civilizadas, donde reinó el descalabro, la prepotencia y el autoritarismo como regla. Muchas masacres y atrocidades se concretaron en el marco de sociedades muy cultas, y más educadas que las nuestras.

Por otro lado, la libertad no tiene que ver con la educación. Aquello de educar al soberano fue el puntapié que dio paso a un sistema que se ha perfeccionado con el paso de las décadas y que solo ha logrado adoctrinar a varias generaciones, incorporando sesgadamente una visión de la realidad, cerrándole la puerta a la diversidad, y generando el discurso hegemónico de cada etapa histórica. El poderoso de turno, ha tenido la oportunidad de manipular contenidos, contar una historia repleta de simplificaciones, validar visiones parciales del presente y acomodar todo a su arbitrio.

Si a eso llamamos educación, si eso es lo que pretendemos fomentar y creemos que de ese modo tendremos ciudadanos con sentido crítico, con capacidad de elegir, de tener una mirada personal, estamos recorriendo el sendero equivocado.

La libertad es parte esencial de la humanidad, tiene que ver con la especie. No es un favor otorgado por un gobierno y mucho menos la consecuencia de una mayor formación, instrucción o entrenamiento. Y esto, está lejos de ser una apología del analfabetismo o de la ignorancia. Muy por el contrario, se trata de jerarquizar la libertad como valor. Los individuos somos eso, personas, capaces de tomar decisiones por sí mismas, y nuestra mayor información, conocimientos y cultura son deseables, pero de ningún modo un requisito para la libertad.

Los hombres aprendemos a decidir por nosotros mismos. Lo hacemos a base de prueba y error, de tropezar y levantarnos. La educación formal, la instrucción no ahorra demasiado camino y mucho menos garantiza decisiones acertadas. Sobran pruebas de ello.

Las sociedades más hostiles del mundo actual, las más beligerantes, las que se han llenado de soberbia, son aquellas donde el conocimiento abunda. No siempre estar informado garantiza tener el criterio adecuado. Tampoco lo contrario, habrá que decirlo claramente.

El conocimiento no nos hace mejores, ni siquiera más libres. Solo nos brinda más herramientas. El arte, la inteligencia está en saber utilizarlas y no en tenerlas disponibles. El resto tiene que ver con la formación en valores, con la integridad personal, con los patrones morales que rigen nuestro accionar cotidiano.

Por eso, seguir alimentando esta falacia autoritaria, esta quimera fascista, que sostiene que debemos educar a la sociedad, esconde la dictatorial intención de dominar contenidos en el sistema escolar estatal, para adoctrinar y enseñar lo que se les place, con los dineros de todos.

El esquema es casi perfecto para los que tienen el timón del sistema educativo. Ellos cuentan con los recursos que todos aportamos, y deciden que ideologías se enseñan y cuáles se ignoran deliberadamente. La idea que sostienen es que los alumnos aprendan lo que ellos pretenden.

Todo esto en el marco de un sistema educativo que nunca se discute, extremadamente defendido en lo estructural, solo cuestionado en sus matices. Es tiempo de replantearnos todo, con autocritica, con humildad, asumiendo que pudimos habernos equivocado de buena fe, para dejar de seguir siendo funcionales a los déspotas de siempre.

Tal vez debamos preguntarnos si realmente queremos un sistema de adoctrinamiento como el que han creado generaciones de visionarios opresores, quienes alineados en diferentes ideologías, compartieron el sueño común de amaestrar a las sociedades que gobernaban a su tiempo.

Cuidado con esta creencia sumamente aplaudida que dice que sin educación no podemos concebir una democracia, que los pueblos ignorantes no merecen libertad, que las sociedades sin criterio deben replantearse su sistema político por algún tiempo. Ese fue el salvoconducto para los regímenes autoritarios que más secuelas dejaron en nuestras sociedades. Las heridas de aquellos errores no parecen cicatrizar nunca y nosotros seguimos insistiendo con fórmulas que ya fracasaron.

La libertad no está en discusión. Es parte esencial de la especie humana. No aceptemos tan mansamente que para ser libres hay que ser educados. No necesitamos un déspota que nos adoctrine. Precisamos ejercitar más la libertad, equivocarnos para aprender de nuestros errores. Y mucho menos aceptemos con tanta pasividad que sigan engordando un sistema educativo nefasto, plagado de intereses corporativos que solo nos sigue embretando, y perfecciona su mirada autoritaria día a día para darle la coartada perfecta al fascismo.

Alberto Medina Méndez
amedinamendez@gmail.com
skype: amedinamendez
www.albertomedinamendez.com
54 – 03783 - 15602694

Un Comentario en “La coartada fascista”

  1. Juan Dice:

    Estimado Sr He leido su articulo ,y no puedo hacer otra cosa que decir Tiene UD Razon
    Desde que el gran Jose Pedro Varela Procer ,Uruguayo reformo e instrumento las bases de la educacion. Laica ,Gratuita y obligatoria ,el poder de turno ,siempre ha tratado de torcerla de algun modo
    ,pero nunca mas acentuadamente que en los dos periodos que ya soportamos de gobierno “progresista” donde se atenta cotidianamente contra la LAICIDAD por parte de las autoridades y el cuerpo de profesores ,al punto de reescribir la historia patria con el fin de lavar culpas de la actual clase dirigente uruguaya y hacerlas ver poco menos que unos Robin Hood ,o salvadores de la patria en su lucha contra la dictadura;en cuanto la verdad esta en las antipodas .
    Fueron presos tras sus continuados delitos atentando repetidamente contra la sociedad y la nacion,Tal que a causa de sus continuos desmanes ;el presidente de la epoca Don JUan M Bordaberry se vio en la necesidad de disolver un parlamento viciado de nulidad ;llamando a las FFAA para poner la casa en orden
    Cabe señalar; que los cabecillas del terrorismo tupamaro ,socio de los montoneros
    ya estaban presos, y sus principales acciones delictivas; habian sido cometidas contra un gobierno democratico !
    La accion de las fuerzas conjuntas ( militares y policias ) en poco menos de un año,encarcelo y juzgo a todos los que no se escaparon a tiempo hacia destinos europeos. Suecia en primer termino
    A la vuelta de la democracia , el gobierno del Dr Jose M Sanguinetti promulga leyes de anmistia irrestricta y salen a la calle aun los presos por delitos de sangre que habian pertenecido a la orga tupamara y partido comunista
    En respuesta a esta Liberacion in totum ,se promulga una ley de reparacion de carreras e indeminizacion economica a los ex convictos de terrorismo y se le devuelve la educacion publica y el control sidical a los mismos que antes la usaron para formar luchadores para construir una cubita en el Rio de la Plata y fabricar martires
    quedaban por el camino ,tambien anmistiar a los militares y personal civil que el el cumplimiento de su tarea hubiera cometidos delitos
    SE hace la ley 18848 ;llamada de caducidad por la sancion punitiva del estado por los delitos cometidos por personal involucrado en la represion
    Poco tiempo despues, la izquierda desconforme con ESA ley recurre a un plesbicito para su anulacion La gente no acompaño el empeño y perdieron. La ley ahora se fortalecia por un plesbicito de democracia directa
    Vinieron despues varios gobiernos democraticos
    La izquierda uruguaya con Cuba como norte y guia, usando la educacion ahora para lavar cabezas y fabricar votos. Denigrando y usando la desinformacion y el demerito agenos SIN presentar NINGUNO propio ,por la gracia de un pueblo sin juicio critico ni memoria resulta ganadora de los comicios enel 2005.
    Siendo un antiguo colaborador de la extinta dictadura, El Dr Tabare Vasquez elegido presidente
    La educacion con el advenimiento de la siniestra al poder total es puesta al control sindical tras desarmar una verdadera y autentica reforma de la educacion del Prof German Rama
    Cinco años despues ,la educacion en uruguay ha caido a niveles africanos
    pero SI ,a los chicos se les enseña que los traidores y terroristas tupamaros
    actuaron en defensa de la gente contra gobiernos despotas como el del Dr Jorge Pacheco Areco ,pero se cuidan bien de decir que el Dr Pacheco los enfrento con la policia ,porque para el no eran otra cosa que delincuentes comunes
    Hoy dia , el gobierno se apresta a un atentado a la constitucion en el intento por via parlamentaria de anulacion de la ley ,un inedito e insolito dentro del sistema juridico uruguayo ,en el que no existe la figura de anulacion de leyes ,por aquello de que me quiten lo bailado! No es posible anular leyes ni menos tras 25años de su promulgacion,y con 2 referendum en contra ,y con una encuesta reciente del 72% de la poblacion en contra Esta reseña de lo que pasa en uruguay da razon a su mensaje
    Gracias Un amigo

Escriba su comentario







Volver

programa_de_radio

bannerblog

Union Editorial

banners-facebook2