Los Malloneros y el tiempo de debatir lo profundo
  Imprimir Artículo Imprimir Artículo   Comparte este artículo Comparte este artículo    Comente este artículo

Otorgarles un subsidio a los pescadores en tiempos de veda. Parece que el debate establecido es CUANTO. No cabría mas bien preguntarse si es correcto subsidiar esta u otras actividades ?.

Los pescadores correntinos reclaman que el Gobierno Provincial les otorgue un subsidio para así seguir ejerciendo su oficio durante la establecida veda de 50 días.

La situación actual parece girar en torno a el MONTO del subsidio y la determinación de un padrón que otorgue al Estado provincial mas certezas acerca de cuantos son.

Lo cierto es que hoy la discusión es cuántica y no conceptual. Estamos asistiendo a un debate, ya lamentablemente típico en nuestras latitudes, en el que todo gira en torno a CUANTO se pagara a quienes dejaran de pescar en este caso. Parece, mas bien una extorsión, de las tan habituales que se empiezan a legitimar absurdamente en esta nación.

Parece ser que si pagamos el subsidio, no hacen manifestaciones, no se quejan por los medios, no se reúnen en la plaza, por el contrario, si no se paga el subsidio, se escucharan criticas al gobierno, se harán actos de repudio. Hasta ahí, es lo que ya sabemos, en definitiva mas de lo mismo. La metodología la conocemos y creo que todos tenemos posición tomada al respecto de estas lamentables prácticas.

El gobierno provincial tiene la obligación moral de proteger los derechos de los correntinos, ahora bien, los correntinos estamos MASIVAMENTE de acuerdo en otorgarle subsidios a los malloneros ?. A quien representa el gobierno cuando se sienta a negociar con un grupo de personas que practican a este oficio ? Esta el Estado correntino cumpliendo su rol cuando se sienta a discutir montos aceptando la legitimidad del reclamo ?. Diría casi por la via del ridículo ( y solo porque es muy oneroso para los contribuyentes ), si se hiciera una consulta popular o plebiscito, piensa alguien que se aprobaría un subsidio a malloneros en tiempos de veda ?. Tal vez me equivoque, pero creo que no. Si así fuera, porque el gobierno ni siquiera se plantea la posibilidad de no otorgar el subsidio. Es por temor ? es por sus propias convicciones ?.

Algún partido político, algún sector de la sociedad esta dispuesta sin temor a ser criticado, a plantear el tema de fondo ?. Corresponde que el estado provincial se haga cargo de un subsidio a los malloneros en épocas de veda ?. O es que todos estamos de acuerdo ?.

A esta altura de la nota se podría pensar, que hacemos con los malloneros que no tienen ingresos durante 50 días como producto de la veda ?. Creo que muchas actividades tan dignas como las de los pescadores sufren situaciones como estas o similares a diario. Desde el ya reiterado ejemplo de los heladeros que no venden sus productos en invierno, al canillita en los días de lluvia que ve perjudicada su venta cotidiana, hasta los vendedores de paraguas en épocas sin lluvia.

Todos ellos tienen identicos derechos que los malloneros, sin embargo no solicitan subsidios y si lo hicieran, muchos de nosotros diríamos que no corresponde.

Una de las mayores falacias es plantear esto en términos de la mal llamada justicia social por la cual el estado debe “ hacerse cargo “ de los mas débiles con soluciones tan creativas e inmorales como estas, la del subsidio.

Cuando se habla de subsidios siempre se piensa que estamos “ ayudando “ a quienes no pueden sobrevivir por si mismos, a los que necesitan que en este caso el Estado los favorezca por alguna razón.

Lo cierto es que mas alla de la discusión cuántica que seguramente terminara siendo la solución ( ? ) al dilema actual, y sin importar si terminan siendo $ 400, $ 600 o $ 800 por pescador, o si son 1000 o 1600 la nomina de trabajadores, aquí tendremos una transferencia de recursos económicos. En definitiva el Gobierno provincial intenta simplemente gastar menos sin preguntarse demasiado si esto es lo correcto o no.

Lo concreto es que los correntinos, si esto prospera, estaremos frente a la legitimación de una forma de pedir soluciones, frente a una metodología extorsiva que consigue sus fines y, lo mas grave, estaremos avalando con nuestro silencio, con nuestra inacción, con nuestra habitual modorra social, permitiendo una vez mas, como tantas otras, una transferencia de recursos desde los sectores mas pobres hacia los sectores con mas posibilidades. Porque este subsidio, no lo pagan los ricos, como alguno querrá hacernos creer, sino que lo pagan los desocupados, los excluidos del sistema, los trabajadores informales y los que están en idénticas condiciones que nuestros malloneros, es decir los mas débiles de la cadena.

Todo esto no seria tan grave, si la sociedad lo hubiera debatido y hubiese decidido hacerse cargo, pero lo concreto es que, en esto, la sociedad no participa, el gobierno decide unilateralmente con su sentido común ( ? ) o tal vez simplemente con la decisión mas funcional a sus propios intereses.

El final de la historia probablemente ya esta escrito, pero nos queda una deuda pendiente como sociedad, aprender a discutir los temas, porque de lo contrario, estas formas de legitimar derechos son una pésima enseñanza para nuestros hijos, al menos para los que creemos en la cultura del trabajo y del esfuerzo.

Alberto Medina Méndez
03783-15602694
amedinamendez@gmail.com
Corrientes - Corrientes - Argentina

Escriba su comentario







Volver

programa_de_radio

bannerblog

Union Editorial

banners-facebook2