Turismo. La nueva aventura correntina
  Imprimir Artículo Imprimir Artículo   Comparte este artículo Comparte este artículo    Comente este artículo

Días atrás recibimos la noticia. La Provincia de Corrientes presentaba SU PLAN TURISTICO. El gobierno provincial se ha ocupado de difundir la novedad.

Parte importante de anuncio lo constituye la creación de una sociedad estatal que se encargará de comercializar las ofertas turísticas estando la fiscalización bajo la jurisdicción de la Subsecretaría de Turismo

Los correntinos seguramente deseamos que la actividad turística sea una fuente de ingresos importante para quienes habitamos este suelo. Es cierto que tenemos muchas falencias en nuestra actual infraestructura turística. También esta ausente la imprescindible cultura local para desarrollar este recurso.

Aun coincidiendo con estas necesidades y teniendo en claro que las aspiraciones gozan de una razonable legitimidad, cuesta aceptar la participación del Estado como orientador, empresario, planificador y cuanto rol grandilocuente se le quiera asignar.

Todos seguramente queremos sacarle el máximo de provecho posible, de la mano del turismo, a los recursos naturales, a estos paisajes únicos, a nuestra rica historia como sociedad.

Cabe preguntarse si ese Estado que ya mostró sus tremendas fragilidades como empresario administrando hoteles ( por ejemplo ) puede, en estos tiempos, constituirse en un líder creíble para conducir un proceso como el pretendido.

Resulta difícil creer en mega proyectos que nacen bajo el amparo de presupuestos públicos financiados por toda la sociedad, que no garantizan transparencia y que orientaran esfuerzos según visiones que no siempre se ajustan al mercado, sino a la libre interpretación de funcionarios, que aun bien intencionados, jamás pueden decidir con criterio idéntico al de los inversores de un sector tan especializado como competitivo.

No se trata de difundir internacionalmente nuestras innegables virtudes provinciales, ni de construir infraestructura estratégica allí donde imaginamos, sin mayores fundamentos, que puede necesitarse.

La cuestión resulta bastante mas compleja. Sino como se explica que zonas desprovistas de bellezas naturales, pero inteligentemente trabajadas, cuenten hoy con el beneplácito del turismo nacional e internacional.

El turismo, como casi ninguna otra actividad económica, no responde a una lógica aritmética. Sino la cosa seria verdaderamente muy fácil. No estaríamos analizando la cuestión.

La idea de crear una sociedad estatal, citando como ejemplo la experiencia de Neuquén, preocupa más aun. Ese modelo tiene un Estado que define que se debe hacer en cada localidad, como lograrlo, todo ello en un milimétrico plan que espanta y frustra la creatividad.

No necesitamos en esta provincia, iluminados planes. Sí precisamos una vocación por apostar a la inversión privada, al desarrollo de proyectos locales que alienten a genuinos interesados.

Si no conseguimos convencer a los inversores ¿ que nos hace pensar que lo haremos con los potenciales turistas que son seducidos a diario por miles de propuestas de proyectos muy serios ?.

Se trata de liberar energías, apoyar inversiones, retirar la pesada mano del Estado que pretende aprovechar cuanto proyecto mira nuestras latitudes. Hay que garantizar transparencia, seguridad jurídica, proteger a los que apuestan por Corrientes, defender la propiedad privada con mucho celo. Es imprescindible propiciar la competencia. Hoy por hoy, con una línea aérea monopólica que llega a la ciudad una vez al día y la ausencia de reclamos y acciones provinciales al respecto resulta poco sustentable pensar en un futuro turístico para esta zona del país.

Resulta fácil coincidir con las intenciones, muy difícil compartir con los caminos propuestos para conseguir el objetivo..

A titulo de ser sincero, que el Estado aparezca otra vez como protagonista de otra improvisada aventura económica no sorprende en estos tiempos. La dirigencia política no confía plenamente en la impronta del sector privado. Eso esta muy claro. Apuesta, como tantas otras veces, a mega proyectos estatales que asignan recursos públicos y esfuerzos de empleados pagados por cada ciudadano de esta provincia.

Esta nueva aventura puede tirar por tierra otra ilusión de los correntinos. El costo será más elevado que el meramente económico. Los fines son loables, los medios elegidos dejan bastante que desear.

Alberto Medina Méndez
amedinamendez@gmail.com
03783-15602694
Corrientes – Corrientes – Argentina

Escriba su comentario







Volver

programa_de_radio

bannerblog

Union Editorial

banners-facebook2