Mas de lo mismo
  Imprimir Artículo Imprimir Artículo   Comparte este artículo Comparte este artículo    Comente este artículo

No ha sucedido nada que no se pueda haber imaginado antes. Finalmente culminó el periodo de conformación de las listas de convencionales constituyentes y estamos parados allí donde muchos suponían.

Nadie parece estar demasiado preocupado por la discusión de fondo. Es mas, tenemos el derecho de pensar que realmente poco importa a muchos convencionales lo que sucederá puertas adentro del ámbito donde se trazaran las líneas rectoras de esta provincia.

Los últimos meses han sido el escenario de reuniones partidarias, internas, lobby, intrigas, traiciones, convenciones y divisiones, cuyos objetivos centrales han tenido mas que ver con cuestiones circunstanciales del poder, que con acalorados debates sobre el porvenir de los correntinos.

La tradicional retórica de los partidos políticos habla de que la Constitución es sagrada y solo debemos animarnos a reformarla cuando de ello depende el futuro de una sociedad.

No parece ser esta la situación, pero dadas las circunstancias podríamos haber apostado a un verdadero acuerdo de partes, a un consenso que nunca llego a la política local.

Solo sucedió lo previsible, internas, listas, peleas por lugares y fundamentalmente la discusión anticipada de un 2007 que aparece a las luces como un año “demasiado” electoral.

Al parecer la clase política esta decidida a librar la batalla desde el primer día del año, para ver como se reparten el poder, ese poder que no tiene aun liderazgos contundentes.

Corrientes esta sumergida, como tantas otras veces, en esta dinámica que imponen los mezquinos intereses políticos de unos pocos, que utilizan como tablero de ajedrez a una sociedad que sigue demandando cuestiones tan elementalmente básicas como moralmente válidas.

La partidocracia local invierte su tiempo en el armado de listas. Se trata de ese mismo tiempo que decide quitarle a la solución de los grandes temas. La seguridad, la justicia, el marco institucional y la reforma política seguirán en la lista de espera.

No podemos ilusionarnos demasiado con esta reforma constitucional. Es solo otra oportunidad perdida. Otra mas y van……. No aprendemos la lección, ni los políticos, ni la sociedad.

Solo estamos asistiendo a una renovada demostración de cómo los seres humanos traicionan, no ya a sus partidos, no solo a sus amistades y alianzas pasadas, sino lo que es mas grave aun, sus propias convicciones.

Que se puede esperar de aquellos que no son capaces de estar en sintonía con sus propias creencias. Pueden formar parte de esta historieta, pero jamás ocuparan un lugar de reconocimiento de las generaciones venideras, porque pensaron en “chico”, porque no lucharon siquiera por sostener aquello que los llevo a hacer política, esa sana vocación de ayudar a su sociedad que con el paso de los años se convirtió en una simple forma de ganarse la vida a expensas de la manipulación del pensamiento de su comunidad.

La reforma constitucional se aproxima. No podemos esperar demasiado de ello. Deberíamos darnos por satisfechos como correntinos, si no aparece algún párrafo de la norma madre que sea retocado y que responda al exclusivo interés personal o partidario de un circunstancial sector de poder que aprovechando el oportunismo habitual, meta mano a sus habilidades siempre mal orientadas, y deje su sello por vaya a saber cuantos años mas.

Se acerca la reforma constitucional. Las convicciones han quedado postergadas para otra oportunidad. Mientras tanto, solo MAS DE LO MISMO.

Alberto Medina Méndez
amedinamendez@gmail.com
03783-15602694
Corrientes – Corrientes – Republica Argentina

Escriba su comentario







Volver

programa_de_radio

bannerblog

Union Editorial

banners-facebook2