Editoriales

En cada capítulo de EXISTE OTRO CAMINO el programa se inicia con un editorial, que pretende profundizar en una idea fuerza que se desarrolla por no más de 5 minutos. A veces tiene que ver con la actualidad, otras veces solo con una cuestión de valores más atemporal.

Más abajo se encuentra una nómina parcial de esas editoriales que pueden ser escuchadas con solo clickearlas



Editorial Desprecio por la gente - 18/12/2012




Editorial La matriz del desprecio - 12/12/2012




Editorial El deporte de alterar premisas - 21/11/2012




Editorial El recorrido de la huella - 20/11/2012




Editorial La complicidad de la apatía - 6/11/2012




Editorial Movilización 8N - 31/10/2012




Editorial Para ser libres, serenidad y determinación - 30/10/2012




Editorial Rol de la oposición - 24/10/2012




Editorial La diginidad es el motivo indicado - 23/10/2012




Editorial Premio Nobel de la Paz - 17/10/2012




Editorial Entrampados en su altivez - 10/10/2012




Editorial La Democracia - 9/10/2012




Editorial Invitados a un falso dilema - 3/10/2012




Editorial La lógica de los tramposos - 26/9/2012




Editorial Reacción Oficialista ante la marcha del 13S - 19/9/2012




Editorial – Marcha del 13 de septiembre - 18/9/2012




Editorial El agobio del daño colateral - 5/9/2012




Editorial Indeferencia o pasión - 4/9/2012




Entrevista Ricardo Lopez Gotigg - Primera Parte - 29/8/2012




Entrevista Juan Carlos Cachanosky - 28/8/2012




Editorial Coparticipación y Libertad - 22/8/2012




Editorial La austeridad es una condición - 21/8/2012




Editorial Re-Elección - 15/8/2012




Editorial El estado NO es la única alternativa - 14/8/2012




Editorial Perder el miedo - 8/8/2012




Editorial Colosal Incoherencia - 1/8/2012




Editorial Presentación Walter Justiniano - 31/7/2012




Editorial La necesidad no genera derecho - 25/7/2012




Editorial Incertidumbre en la Argentina - 24/7/2012




Editorial Procesar el Duelo - 18/7/2012




Editorial - Presentando un personaje - 17/7/2012




Editorial Cepo Cambiario - 11/7/2012




Editorial La era del Adoctrinamiento - 10/7/2012




Editorial El gobierno y los créditos a las empresas - 4/7/2012




Editorial Talento para adulterar - 3/7/2012




Presentación Ricardo Koening - 27/6/2012




Editorial Desarrollo Ciudades Latinoamericanas - 26/6/2012




Editorial son tus creencias, estúpido - 19/6/2012




Editorial Prisioneros de sofismas - 5/6/2012




Editorial El relato - 22/5/2012




Editorial Nada es gratis - 15/5/2012




Editorial Capítulo 200 - 2/5/2012




Editorial Todo para Después - 17/4/2012




Editorial Diagnóstico Incorrecto - 11/4/2012




Editorial Personas y no ideas - 3/4/2012




Editorial Deslumbrados con la mediocridad - 13/3/2012




Editorial - Formalidades del Discurso - 6/3/2012




Editorial No solo muertes - 28/2/2012




Editorial La Construcción de una nueva Alternativa - 21/2/2012




Análisis Ranking Libertad Economica - 21/2/2012




Editorial La Indolencia es siempre onerosa - 14/2/2012




Editorial Mentira Reformista - 31/1/2012




Editorial - Embusteros por Elección - 24/1/2012




Editorial - Entrevistas - 10/1/2012




Editorial - Expectactivas 2012 - 3/1/2012




Editorial - El Aluvión de Leyes - 27/12/2011




Editorial - Corrupción Cómplice - 20/12/2011




Editorial - Sociedad Apática - 13/12/2011




Editorial - Cambios Bruscos - 30/11/2011




Editorial - Usando palabras - 23/11/2011




Editorial: Empresarios Ambiciosos - 15/11/2011




Editorial - Credibilidad de los presupuestos - 8/11/2011




Editorial Conclusiones Post Elección - 1/11/2011




Editorial - La foto del 23 de Octubre - 25/10/2011




Editorial - Altanería Militante - 18/10/2011




Editorial - Desprestigio de la Política - 4/10/2011




Editorial Reflexiones Año Electoral - 27/9/2011




Editorial - Complejidad de la Política - 20/9/2011




Editorial - Condescendientes con lo Inmoral - 13/9/2011




Editorial Conformismo - 6/9/2011




Editorial - Violencia en la Sociedad - 30/8/2011




Editorial - Voto Elecciones Primarias - 16/8/2011




Editorial Movimientos Sociales en el Mundo - 9/8/2011




Presentación Análisis Situación Argentina - 3/8/2011




Editorial Presentación - 2/8/2011




Editorial Contenidos Campaña Electoral - 27/7/2011




Editorial El mal Menor - 26/7/2011




Editorial Inercias Políticas - 20/7/2011




Editorial Ambición sin rumbo - 19/7/2011




Editorial Elecciones Distritales - 13/7/2011




Editorial - Voto Obligatorio - 12/7/2011




Editorial Debate Público - 5/7/2011




Editorial Empleo Público - 28/6/2011




Editorial - Falta de Transparencia - 22/6/2011




Editorial Sistema Electoral - 21/6/2011




Editorial Negociaciones Argentina - Gran Bretaña - 15/6/2011




Editorial - Conservadores - 14/6/2011




Editorial - Certezas - 8/6/2011




Editorial - Subestimar a la Gente - 7/6/2011




Editorial El Rol del Periodismo - 1/6/2011




Editorial - Elegir a dedo - 24/5/2011




Editorial - Profecía autocumplida - 17/5/2011




Editorial - Democracias mal entendidas - 11/5/2011




Editorial - El atajo de la pereza - 10/5/2011




Editorial - Derrota y Dignidad - 3/5/2011




Editorial - El pasatiempo de los matices - 26/4/2011




Editorial - Qué elegimos - 12/4/2011




Editorial - La coartada fascista - 5/4/2011




Editorial - Jugar a las escondidas - 29/3/2011




Editorial - Temeridad de insensatos - 22/3/2011




Editorial: Proyectar para entusiasmar - 15/3/2011




Editorial - Gobierno y Partidos - 9/3/2011




Editorial Financiamiento de la política - 8/3/2011




Editorial - Democracia - 2/3/2011




Editorial - Cuestionar a los Parásitos - 1/3/2011




Editorial: Hay políticas de estado - 15/2/2011




Editorial - Inflación Dispersión - 9/2/2011




Editorial - La procacidad de los despotas - 8/2/2011




Editorial Ciclo 2011 - 29/1/2011




Editorial. Tiempo de Pantalones largos - 18/1/2011




Editorial Crecimiento Latinoamérica - 15/1/2011




Editorial: La brújula de la decencia - 4/1/2011




Editorial: Precisamos Constructores - 28/12/2010




Editorial - La miseria - 21/12/2010




Editorial Centralismo - 7/12/2010




Editorial Industria Local - 23/11/2010




Editorial: Paraíso de los Ilusos - 16/11/2010




Editorial Gestión - 9/11/2010




Editorial Kirchner - 6/11/2010




Editorial Mas república - 26/10/2010




Editorial Inmigración - 19/10/2010




Editorial América Latina - 12/10/2010




Editorial - Lo que nos une - 5/10/2010




Editorial Primer Paso - 28/9/2010




Editorial: Duro con el problema - 21/9/2010




Editorial Políticamente Correcto - 14/9/2010




Editorial Tenacidad - 7/9/2010




Editorial Segundo Aniversario - 31/8/2010




Editorial: La trivialidad del panfleto - 24/8/2010




Editorial Imperio de lo Provisorio - 17/8/2010




Editorial Mayorías - 10/8/2010




Editorial Retenciones - 3/8/2010




Editorial Presentación - 27/7/2010




Editorial Capítulo 100 - 20/7/2010




Editorial Capítulo 99 - 13/7/2010




Editorial Conversos - 6/7/2010




Editorial. Igualdad - 29/6/2010




Editorial: La Maldición del microclima - 22/6/2010




Editorial Cheque en Blanco - 15/6/2010




Editorial: Periodismo - 8/6/2010




Editorial - Confusión Monárquica - 1/6/2010




Editorial. Bicentenario - 25/5/2010




Editorial: Política a Demanda - 18/5/2010




Editorial Precio del Miedo - 11/5/2010




Editorial El Primer Paso - 4/5/2010




Editorial Corrupcion - 27/4/2010




Editorial Dualidad - 20/4/2010




Editorial: Quorum - 13/4/2010




Editorial. La Oposición - 6/4/2010




Editorial Impuesto al Cheque - 30/3/2010




Editorial Lucro Vergonzante - 23/3/2010




Editorial Inflación “Progre” - 16/3/2010




Editorial Falacias Populistas - 9/3/2010




Editorial Doble Estandar - 2/3/2010




Editorial Política para Gobernar - 23/2/2010




Editorial Arrogancia Populista - 16/2/2010




Editorial Salud Kirchner - 9/2/2010




Editorial Kirchner compra dólares - 2/2/2010




Editorial Reservas BCRA - 26/1/2010




Editorial Viaje a China - 19/1/2010




Editorial Presidenciales sin propuestas - 12/1/2010




Editorial Ranking de Presidentes - 5/1/2010




Editorial Lucro - 29/12/2009




Editorial Presidentes Investigados - 22/12/2009




Editorial Presión Tributaria - 15/12/2009




Editorial Existe Otro Camino - 8/12/2009




Editorial Honduras y Uruguay - 1/12/2009




Editorial: Oposición Legislativa - 24/11/2009




Editorial: Farandulización del Debate - 17/11/2009




Editorial Ola de violencia - 10/11/2009




Editorial. El muro de Berlín - 3/11/2009




Editorial Escuchas - 27/10/2009




Editorial Maradona - 20/10/2009




Editorial Espiritu de Revancha - 13/10/2009




Editorial Prioridades - 6/10/2009




Editorial: Honduras y Cuba - 3/10/2009




Editorial Credibilidad - 22/9/2009




Editorial La Oposición - 19/9/2009




Editorial Buscando Consenso - 12/9/2009




Editorial Fanatismos - 1/9/2009




Editorial Aniversario Existe Otro Camino - 25/8/2009




Editorial: Monopolios, Futbol y Gobierno - 18/8/2009




El problema de la pobreza - 11/8/2009




El gasto público no está en la agenda - 4/8/2009




Editorial. Dictaduras Democráticas - 28/7/2009




Editorial. La leyenda de los entornos - 21/7/2009




Editorial . Ser mejores - 18/7/2009




Editorial “Perdieron Todos” - 11/7/2009




Editorial: Pensar el Voto - 27/6/2009




Editorial: Tiempo de Reflexión - 20/6/2009




Editorial: Cuando el barco se hunde - 13/6/2009




Editorial: Campaña sin Ideas - 6/6/2009




Editorial “Las cajas de la política” - 30/5/2009




Editorial acerca del “Pragmatismo” - 23/5/2009




Editorial - El tiempo de la gente. - 9/5/2009




Editorial. Defender la República - 2/5/2009




Editorial Somos lo que hacemos, no lo que pensamos - 25/4/2009




Editorial sobre los avances del Intervencionismo - 18/4/2009




Editorial: Fondo Monetario Internacional - 11/4/2009





Editorial: Dr. Raúl Alfonsín - 4/4/2009




Editoral: Sobran Espectadores, faltan Protagonistas - 28/3/2009




Editorial Sobre Ser Justos - 7/2/2009




Editorial Vivir en la Ficción - 31/1/2009




Editorial: No hacerse los distraídos - 24/1/2009




Editorial División de Poderes - 17/1/2009




Editorial Padres Comprometidos - 10/1/2009




Editorial. Tomar las riendas - 3/1/2009




Editorial sobre la Integridad y la grandeza - 27/12/2008




Editorial Participación - 20/12/2008




Editorial 25 años de Democracia - 13/12/2008




Editorial Coparticipación - 6/12/2008




Editorial: Intervencionismo - 29/11/2008




Editorial. Ignorancia y Democracia - 22/11/2008




Editorial: Corrientes camino a la elección - 15/11/2008




Editorial: Un Sueño - 8/11/2008




Editorial: El Doble Discurso - 1/11/2008




Editorial: Resignación - 25/10/2008




Editorial: “Libertad y Responsabilidad” - 18/10/2008




Editorial: La Riqueza - 11/10/2008




Editorial: El Éxito - 4/10/2008




Editorial: El Rol del Periodismo - 27/9/2008




Editorial - 20/9/2008




Presentación y Editorial - 13/9/2008




Deuda Club de Paris. - 6/9/2008




Inflación en la Argentina. - 30/8/2008




Nada cambiará demasiado - 15/10/2007

Se avecina una nueva elección. No debería ser una mas. Se trata de elegir presidente y vice. No es nada nuevo que este país posee una marcada vocación presidencialista. Buena parte de la sociedad cree que casi todo pasa por esta figura institucional a la que le hemos atribuido poder, asimilándolo mas al de una monarquía que al de la cabeza visible de uno de los poderes del sistema republicano que hemos abrazado.

La expectativa es importante. Tal vez, desproporcionadamente importante. Se enfrentan en esta oportunidad, como tantas otras veces, oficialismo y oposición. Entre los que hablan de que “el cambio recién comienza” y los que dicen querer otro rumbo, parece estar la pelea.

Sin embargo cabe preguntarse, estas son las opciones de “cambio” ?. Se abusa de esta palabra. Se habla de revolución, de cambios, de grandes transformaciones, sin embargo se hace bastante poco por modificar las raíces profundas de nuestros problemas.

Ya no se trata solo de criticar simplemente al oficialismo por el perverso modelo que sostiene y consolida. Sino también por apuntar a lo mas endémico del sistema. La oposición no solo no plantea opciones al modelo, sino que no ejerce el poder que le confiere la república como contrapeso de los oficialismos de turno. No suma, no propone, no ofrece alternativas legislativas que muestren sus convicciones.

Oficialismo y oposición participan en esta compulsa electoral aunque esta se parezca mas a una pulseada que a un proceso democrático donde se dirimen modelos de pensamiento.

Deberíamos los argentinos estar decidiendo que país queremos, sin embargo nada de eso se define en esta contienda de octubre. Las ofertas electorales que tenemos son férreas sostenedoras del modelo vigente.

Por exagerado que parezca, la inmensa mayoría de los partidos políticos que compiten por el favor popular no aspiran a modificar NADA de lo esencial del sistema. Esto podría tener cierta lógica si no fuera porque la sociedad se manifiesta permanentemente en contra de mucho de lo que sucede.

Esto no parece tener consistencia. La gente se queja, pretende desterrar algunas prácticas, sin embargo ningún grupo es capaz de convertirse en el espacio referente de esas demandas.

Basta recorrer parcialmente la problemática actual para darse cuenta que NINGUN candidato presidencial de los que parecen tener chances, está dispuesto a:

  • Reformar el sistema político incluyendo la eliminación de las listas sabanas.
  • Modificar la política cambiaria de flotación imperante.
  • Culminar con el monopolio autoritario del BCRA.
  • Desregular la economía para obtener una verdadera competencia.
  • Destruir la base monopólica de las concesiones publicas.
  • Moralizar de una vez por todas, la actividad política otorgándole transparencia.
  • Desterrar el clientelismo como herramienta electoral.
  • Eliminar la pauta publicitaria como forma de amedrentar a los medios.
  • Archivar definitivamente la historieta de los planes sociales.
  • Combatir la corrupción estructural del sistema con medidas creíbles.
  • Desterrar la coparticipación para recuperar las autonomías provinciales.
  • Recuperar el federalismo no solo desde la retórica sino desde el ejercicio.
  • Terminar con el Estado intervencionista que participa en todo.
  • Consolidar una política internacional propia y no un espejo de las ajenas.

Existen otras cuestiones sobre las que NINGUNO tiene siquiera ideas respecto de cómo abordarlas como las que tienen que ver con combatir la violencia y reformular el sistema de seguridad.

Así las cosas, todo se reduce a buscar los mejores “gestionadores” de esta Argentina que nadie quiere modificar. Se trata pues de discutir sobre el cambio, cuando en realidad no se tiene interés alguno en cambiar algo.

La partidocracia nacional es una firme expresión del costado mas conservador de esta nación. Conservador en el sentido mas actual de la palabra, del que conserva, del que no quiere que nada cambie.

Alguien podría decir entonces que no habrá diferencias si elegimos a unos u otros. Existirán algunas diferencias. Cada uno ofrece, en definitiva, una tonalidad distinta de la realidad, pero lo cierto es que nada cambiará demasiado.

Cada candidato tendrá su estilo propio obviamente. Unos serán mas contestatarios, otros mas moderados. Algunos mas frívolos, otros mas formales.

Lamentablemente todos los candidatos nos aseguran continuidad de aquello que se hace de una forma y que seguirá haciéndose de la misma manera después del 28 de octubre. Inclusive sobre aquellos aspectos que no saben como abordar, tenemos plenas garantías que no encontraran el camino.

En definitiva por mucho entusiasmo que le pongamos a la cuestión, nada cambiará demasiado, al menos NO en esta elección.

Alberto Medina Méndez
amedinamendez@gmail.com
03783 – 15602694
Corrientes – Corrientes - Argentina




Existe otro camino - 1/10/2007

Estamos transitando tiempos de procesos eleccionarios a lo largo de toda la geografía nacional.

Múltiples listas, repletas de candidatos que se postulan a diferentes cargos. Sabemos que muchos de ellos son los denominados “profesionales de la política”. Se trata de esos que viven de ella, a los que no conocemos otra ocupación que la política misma, y cuyos ingresos económicos provienen, en buena medida, de lo que han hecho en esta actividad.

Otros aspiran a ser parte de esa “corporación” y convertirse pronto en esos profesionales que ya llegaron, para prescindir de sus actividades actuales, engrosando así las filas de esa casta que vive por y para la política.

Pero sin duda alguna, en esas listas, existen muchas personas que, de buena fe, pretenden modificar la realidad, constituirse en la herramienta de cambio de una sociedad que pide mucho pero consigue poco.

Se trata esta vez de los “amateurs” de la política, que viven de su esfuerzo, de su trabajo, de empleos, profesiones y oficios que no le permiten dedicarse a esta actividad en tiempo completo. Son esos que aportan lo que pueden en trabajo, tiempo y recursos para sumar, para mejorar. Los mueve la plena convicción de que comprometerse es el camino.

Pocas veces les llega el premio. Es que las estructuras políticas cobran un “peaje” muy caro para formar parte de ellas. Se trata de declinar en las convicciones, de dejar de lado las mas férreas creencias y aceptar ese hipócrita axioma que enseña que “esta es la única manera de hacerlo”.

Hacer política en buena parte del planeta, y en nuestro país mucho mas aun, implica aceptar reglas básicamente inmorales para, paradójicamente, mejorar la vida de la gente. Vaya contradicción. Para lograr una sociedad mas justa, debemos ser inmorales parece proponer esta cuestionable tradición.

Así se recorre el invariable camino que nos lleva a destinos bastante predecibles. Poco de bueno se puede lograr, si se utilizan herramientas que involucran hacer lo indebido. Resulta al menos contradictorio, defender la democracia, declararse republicano cuando no se quiere practicar esa forma de concebir la vida en sociedad en el mas elemental circulo de asociatividad que constituye el partido del que se decide formar parte.

Tenemos derecho a preguntarnos PARA QUE se postulan todos estos hombre y mujeres ? Que esperan ? que pretenden ? Que fines los mueven ?.

Podríamos caer en la tentación de despotricar gratuitamente contra lo mas bajo de la clase dirigente. No es la idea.

Sabemos que muchos, buena parte de los que se dedican a esta actividad, solo esperan hacer negocios, vivir de esto, convertirse en definitiva en PROFESIONALES de la política aspirando al simple objetivo de engrosar sus bolsillos, algunos lícitamente, otros mas desprejuiciados, ni siquiera con esos escrúpulos.

Pero también sabemos de otros, muchos seguramente, que creen ingenuamente, casi infantilmente, que pueden modificar la realidad desde esos lugares. Ocupando una banca, un cargo, algún puesto desde el cual influir, recomendar, proponer.

Esos son los que dicen para autojustificarse, que no existe otra forma de cambiar la realidad que PARTICIPAR. En algún punto tienen razón. No se puede cambiar la realidad sin PARTICIPAR. Pero nadie ha podido demostrar que ESTA forma de participar, esta que implica integrar listas, declinando principios, dejando de lado creencias de las mas profundas para “supuestamente” dar paso a mejorar el presente, sea la mas adecuada.

Es cierto, hay que participar, pero no se puede cambiar la realidad haciendo mas de lo mismo. El fin NO justifica los medios. Para luchar contra la corrupción y lograr una sociedad mejor, no se puede ser parte de una forma de hacer política, que incluye el clientelismo, la dádiva, el voto transportado, sutil manera esta última, de llamar a esa moderna forma de “arrear” gente a cambio de “algo”.

No se puede hacer cosas buenas, utilizando malos medios.

El camino es sin dudas la participación, pero no dentro de un sistema que OBLIGA a corromperse moralmente para avanzar. Nada bueno puede salir de allí.

Alcanzar una banca, un cargo un puesto, apelando a medios contrarios a los mas elementales principios morales, no sirve para mucho mas que para seguir construyendo lo que ya conocemos. Mucho menos aun, si los que se postulan y aspiran a encontrar espacios, no tienen siquiera ideas y objetivos claros para con su sociedad.

Esta claro que en la política hay mucho de vanidad individual. El vedettismo, una desmedida ambición personal que solo tiene por objeto figurar, aparecer, y enriquecer un desarrollado EGO, son solo parte de ese paisaje.

No se privilegian ideas, proyectos ni propuestas. La excusa es buscar el cambio. Solo se trata de esa funcional manera de hacer las cosas que incluyen cuestiones tan personalistas como mezquinas.

Seguro que existe otra forma de hacer las cosas. Debe existir una forma de hacerlo bien, sin claudicar tan graciosamente, sin dejar de lado los principios, corrompiéndose en el intento.

Es la obligación moral de quienes están dispuestos a cambiar la realidad como objetivo principal, buscar imaginativamente una variante. Probablemente la visión tradicional que tenemos sobre la partidocracia electoralista no sea el camino. La democracia no es un sistema cerrado. Muy por el contrario, el juego democrático acepta otras opciones propias del sistema.

Si queremos modificar algo, si sentimos que no somos parte de ese grupo que esta dispuesto a abandonar sus principios para cambiar la historia, debemos pensar en algo dentro del sistema republicano pero fuera de esta corrupta manera de enfocar la actividad política. No deberíamos aceptar tan mansamente ser parte de la patética caricatura de ciudadanos que se quejan por deporte pero no están dispuestos a hacer algo al respecto.

Existe otro camino. Seguro que existe.

Alberto Medina Méndez
amedinamendez@gmail.com
03783-15602694
Corrientes – Corrientes - Argentina




Cuidado. Vienen por lo nuestro - 3/2/2007

Un dilecto amigo me hizo notar, días atrás, que casi sin que nos diéramos cuenta estamos discutiendo uno de los pilares fundamentales de una sociedad organizada, léase la propiedad privada.

Los inteligentes manipuladores de una izquierda que pretende mostrar su costado mas edulcorado para no espantar a seguidores desprevenidos, se ha ocupado de poner paños fríos y de aclarar que no se trata de forma alguna de cuestionar la propiedad privada.

La historia empezó tímidamente a través del siempre efectivo y demagógico discurso de preservar el medio ambiente. Declarar a ciertas zonas de la provincia como patrimonio publico fue el comienzo de esta telenovela.

Luego le siguió el cuestionamiento a la conducta económica de un potentado extranjero. Esto tuvo desde connotaciones xenófobas repudiando al capital foráneo que llegaron hasta el patético incidente del corte de alambrados.

Todos estos acontecimientos, en forma independiente y desarticulada, han generado una situación que los agitadores profesionales entendieron como la oportunidad ideal para embestir contra la propiedad privada.

Algunos dirigentes políticos que no se autodenominarían colectivistas, han sido ingenuamente funcionales a esta premeditada actitud de un sector importante del socialismo local.

Un pensador francés, Frederic Bastiat, allá por 1848, se preguntaba respecto de la propiedad privada y decía “si este derecho es de creación legal o si no es por el contrario, anterior o superior a la ley. Si ha sido necesario que la ley viniera a dar nacimiento al derecho de propiedad o si, por el contrario, la propiedad era un hecho y un derecho preexistente que ha dado nacimiento a la ley. En el primer caso, el legislador tiene por misión organizar, modificar, suprimir la misma propiedad si lo encuentra bueno; en el segundo, sus atribuciones se limitan a garantizarla, a hacerla respetar “

La propiedad privada tiene que ver con la esencia humana. Desconocerlo es no entender que el hombre nace propietario, porque surge con necesidades cuya satisfacción es indispensable para la vida.

Cuando se intenta relativizar este derecho, se ataca el modo de vida de la humanidad. Hablar de dominio publico, de distribuir tierras fiscales, de regular el uso del suelo y asignar con criterios de dudosa moralidad, no hacen mas que socavar las bases fundamentales de este acuerdo de convivencia que implica el derecho de propiedad.

El derecho de propiedad debe ser defendido a capa y espada. La civilización ha crecido desde su aparición y su aporte a la paz y a la convivencia es indiscutible a todas luces.

La moderna práctica de un sector de la sociedad y su correlato en la dirigencia política, de cuestionar institutos centrales según circunstanciales conveniencias o resentimientos ancestrales, conlleva riesgos, como estos.

La demonización del capital foráneo se ha instalado entre nosotros. Se escucha hablar en estos tiempos de los procesos de extranjerización de la tierra en nuestro país, caballito de batalla de esa izquierda xenófoba que se sube a un tren alineado con aquello de combatir el capital, especialmente cuando aquel proviene del “imperio” o cualquier nación anglosajona. Parecen olvidar estos argentinos que todos somos hijos, nietos y bisnietos de generaciones de extranjeros ( no de nativos ) en nuestra inmensa mayoría. Ellos han sido los verdaderos “propietarios” de la tierra. Han mostrado la cara mas contundente de ese proceso de extranjerización que NADIE cuestionó ni décadas ni siglos atrás, y de la que todos nos enorgullecemos. Fue ese país de puertas abiertas el que nos vio crecer. Es ESE preámbulo constitucional el que nos dio la pujanza y el prestigio con el que se nos conoció en el mundo entero.

La actitud hostil hacia los acaudalados extranjeros, parece tener que ver mas con el origen nacional de algunos de ellos, que con nuestra profunda convicción de que la tierra sea ocupada exclusivamente por “criollos”.

No se trata de tomar decisiones respecto de las instituciones porque nos cae antipático algún propietario, o porque entendemos que hace un uso inadecuado de ella. No se debe aceptar cuestionamientos al uso de nuestros recursos en forma privada. Forma parte del patrimonio personal, al que nuestro trabajo nos dio acceso y que no deseamos compartir por pretendidos loables fines que algún iluminado siempre tiene la capacidad de crear, descubrir o inventar.

La perversamente inteligente actitud de la izquierda local ha logrado “ colar “ en el temario de la reforma una cuestión mucho mas trascendente que la reelección. Ninguno de los institutos sobre los que los pretendidos expertos intentan convencernos, cambiaran la historia de la provincia tanto como si logran regular el uso de la propiedad privada.

Nuestro esfuerzo, nuestro trabajo nos permite obtener bienes y servicios que son indispensables para satisfacer nuestras siempre inagotable lista de necesidades. El fruto de ese trabajo nos pertenece a los individuos. Nos hemos ganado ese derecho a poseer aquello que es la consecuencia directa de nuestra labor.

A la propiedad privada no se la cuestiona, se la defiende. Estemos alertas. Detrás de las románticas declaraciones de los socialistas, subyace la inconfensable vocación de lograr un sistema de propiedad colectiva. Cuidado. Vienen por lo nuestro.

Alberto Medina Méndez
amedinamendez@gmail.com
03783-15602694
Corrientes – Corrientes – Republica Argentina

programa_de_radio

bannerblog

Union Editorial

banners-facebook2